Bulletin

La eficiencia energética en México: experiencias y retos en la voz de Santiago Creuheras Díaz

08 Sep 2017

Ni se crea ni se destruye, simplemente se transforma. Cual propulsor de cambios, pasando por Newton y Einstein: la energía ha sido centro de atención para el análisis de la ciencia, y de su comprensión y manejo, permitiendo a la humanidad desarrollarse mucho más allá de lo antes imaginado. Tanto, que ni el mundo de Newton es el de Einstein ni el de éste, el mismo de hoy. Esta dinámica cambiante, cada vez más vertiginosa, supone nuevos retos. Y ante la acelerada transformación de los tiempos, cabe preguntarse: ¿De qué hablamos hoy cuando hablamos de energía? Implícito en esta cuestión, aparece el deber de replantearnos el rol que asumimos como sociedad: porque desde la organización pública a la privada, incluyendo la participación de los sectores industriales, académicos y en especial, el de la cooperación internacional; el desafío hoy se encamina en una misma dirección: la práctica de la eficiencia energética.

Éste ha sido el tema principal de nuestra conversación con Santiago Creuheras Díaz, Director General de Eficiencia y Sustentabilidad Energética de la Secretaría de Energía (SENER) de México, y antiguo Presidente del Comité Político (PoCo) de la Alianza Internacional para la Cooperación en Eficiencia Energética (IPEEC, por sus siglas en inglés). Con una vasta experiencia en el servicio público, Santiago Creuheras Díaz es unfuncionario, quien en su calidad de Director General de Eficiencia y Sustentabilidad Energética, trabaja por el impulso de la transiciónenergética en México. Su experiencia en organismos internacionales y en entidades de alta responsabilidad política en su país, nos brinda una perspectiva más clara de la eficiencia energética. En particular, en el caso de México, al que nos presenta como un gran ejemplo en la materia.

En su opinión, desde la expedición de la primera ley en materia energética en 2008, la Ley para el aprovechamiento sustentable de la energía, México ha mantenido un interesante proceso de desarrollo legislativo y de reingeniería en materia de políticas públicas sobre el manejo de sus recursos energéticos. Este aspecto se evidencia en la Reforma Energética de 2013, momento en que la Eficiencia Energética toma gran relevancia a nivel nacional, siendo este concepto definido en la Ley de Transición Energética (LTE) como:“Todas las acciones que conlleven a una reducción, económicamente viable, de la cantidad de energía que se requiere para satisfacer las necesidades energéticas de los servicios y bienes que demanda la sociedad, asegurando un nivel de calidad igual o superior”[1]. “”Dentro de esta dinámica de permanente actualización, Creuheras Díaz resalta un elemento importante: la LTE. Gracias a este nuevo marco regulatorio el país adopta un modelo moderno, que establece herramientas interesantes como el Consejo Consultivo, que asocia al sector público y privado para la óptima planeación de la sustentabilidad. Es por esta adaptabilidad que México emerge como un país innovador. Así lo testimonia Creuheras Díaz, quien al mando de la anterior Presidencia del PoCo, Comité Político del IPEEC, alcanzó experiencias emocionantes: la inclusión del primer programa de eficiencia energética del G20 y su interesante recepción en los países miembros, la participación de la banca internacional, a través de una serie de principios voluntarios de inversión en eficiencia energética para incrementar los flujos de capital, y el respaldo al sector privado en la incorporación de la eficiencia energética en los procesos de inversión; esto ha facilitado las perspectivas para una planificación a largo plazo; así como la promoción del rol del IPEEC en el G20 y el acercamiento con grandes actores energéticos como Turquía, China y la India, a propósito de una agenda industrial y global en la eficiencia energética. Por esta razón se resalta a la cooperación internacional como un factor clave en la agenda.

 

12a Reunión del Comité Político (Po-Co, por sus siglas en inglés) de la IPEEC, celebrada en Beijing, China, en junio 2016

Como una proyección de lo anterior, se evidencia el caso concreto mexicano, donde diferentes actores han aunado esfuerzos en la etapa transitoria, especialmente en un aspecto fundamental: la eficiencia energética y su relación con el crecimiento económico. De ahí que actualmente el país enfoque la agenda en escenarios municipales y en las ciudades, a fin de que todos los programas contengan lo fundamental: un diagnóstico sólido para la toma de decisiones, un componente de cambio de comportamiento y generación de capacidades y un mecanismo de financiamiento sustentable. En resumen, la debida aplicación de las buenas prácticas en eficiencia energética, y su optimización en función del lugar en que se implementen.

Siguiendo este espíritu de innovación, se concibió el evento Diálogos para el Futuro de la Energía de México (DEMEX). En palabras de Santiago Creuheras Díaz, DEMEX: “es un evento muy ambicioso y muy interesante en donde la idea es que haya concurrencia importante de todos los participantes, y que los sectores privado, publico, académico y de la sociedad civil puedan coparticipar, celebrar diálogos y llegar a conclusiones importantes que tengan un impacto en la agenda política, principalmente en materia de eficiencia energética, de innovación, de energías renovables en México y en el mundo”. Para tal efecto, entre el 11 y el 13 de septiembre, se integrarán conferencias, talleres, mesas de trabajo del sector, compartiendo conocimientos y experiencias en innovación, sustentabilidad y eficiencia energética, investigación, desarrollo y energías renovables; en un marco que agrupará a más de cuatro mil asistentes relacionados en el área energética a nivel mundial. Entre las diferentes actividades que comprenden las conferencias y simposios internacionales sobre Eficiencia Energética, se destaca el evento: “Creando Oportunidades para el Financiamiento y la Inversión en Eficiencia Energética” coorganizado por IPEEC, la Secretaría de Energía (SENER) y la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (CONUEE), el cual representará la oportunidad de discutir, analizar y reflexionar sobre las oportunidades a nivel global y a nivel nacional en el tema del financiamiento de la eficiencia energética, además de la presentación en México del Manual para la Inversión en Eficiencia Energética en los países del G20 (G20 Energy Efficiency Investment Toolkit). Este Manual es una publicación colaborativa emprendida por el Grupo de Trabajo de Financiamiento para la Eficiencia Energética (EEFTG, por sus siglas en inglés), del cual México es co-líder con Francia, respaldado por diversos organismos internacionales como el Iniciativa Financiera del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP FI), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD) la Agencia Internacional de Energía (AIE), entre otros. Durante este evento, el EEFTG mostrará sus experiencias y buenas prácticas internacionales en el financiamiento de la eficiencia energética.

 

El evento Diálogos para el Futuro de la Energía de México (DEMEX) sera celebrado en la Ciudad de México del 11 al 13 de septiembre

Para el Director General de la SENER, la relación de la cooperación internacional en eficiencia energética es fundamental. Al menos en México lo ha sido. Si bien su experiencia en el IPEEC le proporciona elementos para afirmar que no en todos los países los proyectos han sido exitosos, también es cierto que las naciones participantes lo han solventado en un aprendizaje que ha incidido en mejores prácticas y experiencias. Así, asevera que a través de tanto de la cooperación bilateral como de la multilateral, han sido mucho más los beneficios de la eficiencia energética, concretamente materializados en una mayor rentabilidad y un mayor impacto social. Tal es el caso mexicano, que en opinión de Creuheras Díaz ha sido un país muy abierto a ella, siendo un ejemplo de apertura de diálogo, y donde la cooperación internacional ha sido esencial.

Tanto es así que a partir de estas experiencias, México ha desarrollado un nuevo modelo energético, que se basará en cuatro pilares fundamentales: cómo producir la energía, cómo reconstruirla (resolviendo la disyuntiva de aprovechamiento versus derroche), cómo optimizar su eficiencia y cómo almacenarla; cuestión que constituye un nuevo reto, una nueva área de oportunidades. En síntesis, un modelo concentrado en la generación, producción y eficiencia. Paralelamente los esfuerzos mexicanos se encaminan al reconocimiento internacional, para lo cual ha asumido una posición activa no sólo como país miembro de los organismos concebidos para la implementación de políticas de eficiencia energética (como el caso del IPEEC) sino también como ejecutor de procedimientos innovadores, como bien lo ilustra el evento DEMEX. Porque el caso mexicano, tal como nos lo explica Creuheras Díaz, nos presenta un ejemplo de cómo las naciones y sus organizaciones pueden afrontar los nuevos retos, y nos plantea qué lugar ocupar en “esta nueva encrucijada, en el nuevo paradigma”; lo cual sin duda, surge como un “momento muy interesante y emocionante”. No es para menos, pues hablar hoy de energía es hablar de las enormes posibilidades que nos brinda su eficiencia. Y del uso inteligente y de su óptimo aprovechamiento, dependerá el futuro de nuestras sociedades.

Porque al final, es cierto: la energía “simplemente se transforma”. Pero es sólo en la coparticipación de la ciencia y la tecnología de las naciones, y en un marco de políticas modernas, desde donde surgirán las “transformaciones” que “simplemente”, resolverán los desafíos del mundo de hoy y sus nuevos paradigmas.

 

An English version of this article will be featured in the IPEEC Newsletter issue 19, out at the end of September.

 

[1] Ley de Transición Energética: http://dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5421295&fecha=24/12/2015